Responsabilidad social, asunto de todos

En la medida en que estamos condicionados a vivir en sociedad, todas las personas somos corresponsables de nuestra situación colectiva. Para que podamos vivir en armonía, necesitamos de reglas claras donde se expresen nuestros derechos y obligaciones civiles y políticas. La forma más básica de responsabilidad social es cumplir con nuestras obligaciones y respetar los derechos de los demás.

Ser socialmente responsable significa reconocer que nuestras acciones producen afectaciones sobre los demás y, por tanto, tomar medidas conscientes para ser mejores y que nuestra actividad tenga un impacto positivo en la sociedad. Es posible distinguir entre diversas clases de responsabilidad social: individual, ambiental, corporativa y gubernamental.

responsabilidad social

 

Responsabilidad Individual

La responsabilidad individual señala a aquellas acciones que tomamos por nuestra cuenta para contribuir a la sociedad. Algunos ejemplos de responsabilidad individual son:

  • Separar la basura y tirarla en su lugar
  • Pagar impuestos
  • Participar en ejercicios democráticos
  • Denunciar abusos y delitos
  • Respetar las reglas de la comunidad
  • Ayudar a los demás
  • Respetar el derecho ajeno

Responsabilidad Ambiental

La responsabilidad ambiental se refiere a la sistematización de diversas medidas para el cuidado y recuperación de zonas naturales ante la necesidad de conservar el medio ambiente y atender los problemas ocasionados por la actividad humana. Entre estas medidas, están la producción con materiales y cadenas de suministro sustentables, el empleo masivo de técnicas de reciclaje, el uso de energías renovables, la creación de protocolos para mitigar la contaminación, así como el impulso a la divulgación y creación de una consciencia ecológica que nos permita vivir en armonía con el ambiente. Algunas expresiones comunes de responsabilidad ambiental son:

  • Separar y reciclar desechos desde casa y a nivel comunitario
  • Reciclar y procesar aguas residuales
  • Utilizar energías renovables en casas, edificios e iluminación pública
  • Contar con transporte público de bajo consumo de energía y poco contaminante
  • Limpieza de zonas contaminadas
  • Protección y recuperación de espacios naturales amenazados
  • Reusar plásticos y evitar plásticos de un solo uso
  • Reparar antes que comprar
  • Emplear prácticas de consumo responsable

 

Responsabilidad Corporativa

De acuerdo con la Secretaría de Economía, la responsabilidad social empresarial se «[...] define como la define como la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas, con el objetivo de mejorar su situación competitiva, valorativa y su valor añadido».

    Al ser las principales generadoras de la riqueza global, las empresas producen un enorme impacto en la sociedad. A causa de su capacidad de afectación a todos los niveles de la vida social, la responsabilidad de las empresas debe ser correlativa al impacto que producen.

    Se espera que las empresas socialmente responsables contribuyan con un desarrollo sostenible, que demuestren su compromiso y fiabilidad a las comunidades donde se instalan, y sean fuente de crecimiento y mejoras en su calidad de vida.

    Esto no siempre es posible dada la naturaleza de algunos sistemas de producción, por lo que las empresas que actúan bajo políticas de responsabilidad social aplican medidas para mitigar las consecuencias de su operación y se preocupan por mantenerse sensibles ante las necesidades de la comunidad. Algunos ejemplos de medidas de responsabilidad social corporativa son:

  • Tener políticas de equidad salarial
  • Practicar políticas respetuosas de la diversidad y la inclusión social
  • Promover e implementar políticas de uso energías renovables y reciclaje  en la empresa
  • Facilitar la conciliación entre la vida laboral y familiar
  • Trabajar con proveedores que también son socialmente responsables
  • Organizar actividades solidarias con sus integrantes y sociedad en general
  • Crear o participar en fundaciones para apoyar una o varias causas

 

Responsabilidad Gubernamental

    El principal responsable de la creación de condiciones para el desarrollo social es el gobierno, por lo que prácticamente todas sus funciones deben estar orientadas a producir el bien común en todas sus dimensiones.

    La responsabilidad social gubernamental corresponde a realizar políticas que beneficien a las mayorías a través de la redistribución de la riqueza, la implementación de programas de desarrollo social y el crecimiento económico.

Filantropía, expresión de amor por la humanidad

Con frecuencia, el concepto filantropía se confunde con responsabilidad social; sin embargo, es muy diferente. La filantropía es una expresión desinteresada y voluntaria que no supone el sentido de obligación que implica la responsabilidad social.

    La filantropía es una práctica que se relaciona con la propiedad personal y el uso que se decide hacer de la misma en beneficio de los demás. Mientras, la responsabilidad social de una empresa se ve reflejada en la gestión de sus recursos, sus políticas y en el seguimiento a sus obligaciones legales, así como en aportar a bienestar de sus integrantes, socios, familiares o a la sociedad en general.

filantropía-expresión-amor-humanidad

    La filantropía se manifiesta en los actos caritativos que empresas y personas realizan en beneficio de organizaciones, fundaciones o asociaciones que se dedican a ayudar a otros mediante iniciativas más específicas. Corresponde a la voluntad de los aportadores de recursos la entrega de los mismos como un acto voluntario y desinteresado, sin ninguna obligación de hacerlo, como sí puede ocurrir con las acciones de responsabilidad social.
    La filantropía es uno de los máximos actos de humanidad y amor al prójimo porque su esencia consiste en hacer algo bueno por los demás sin recibir o esperar nada cambio.

Responsabilidad social y filantropía ¿son lo mismo?

A pesar de ser prácticas que comparten la preocupación por los otros, la filantropía y la responsabilidad social son significativamente diferentes. Veamos cuáles son algunas de sus diferencias.

    Ser socialmente responsable implica el uso de estándares éticos por parte de personas y organizaciones que contribuyen de distintas maneras al bienestar común. La filantropía comparte el espíritu de contribución, pero lo hace basada en el altruismo. Es decir, una actividad socialmente responsable se realiza porque se entiende que nuestras acciones afectan al entorno, por lo que actuar bajo esta filosofía implica que el conjunto de estas acciones está dirigido a prevenir, mitigar o atender los daños que producimos con el fin de procurar el bienestar común. En cambio, una actividad filantrópica se caracteriza por estar orientada hacia una causa o iniciativa específica y, por tanto, se enfoca más en instituciones y causas organizadas.

  Otra diferencia muy importante entre la responsabilidad social y la filantropía es que la primera ocasiona un impacto económico en las organizaciones y empresas, mientras que la segunda no, porque la donación proviene del propietario del recurso y no de los recursos de la organización.

    En resumen, filantropía y responsabilidad social comparten el interés por crear mejores condiciones para los demás, pero las vías para ello tienen motivaciones y procesos de participación con intenciones y resultados diferentes.

  Para ser socialmente responsable basta con empezar a cumplir los reglamentos de civilidad, para participar en una actividad filantrópica necesitas en el espíritu de aportar algo a una iniciativa que busca tener un impacto determinado sobre los demás.

  Existen muchos ejemplos de causas filantrópicas en las que puedes participar. Elige la que más te guste y ayuda. Es la mejor forma de demostrar nuestra preocupación por el bienestar del otro.

Nueva llamada a la acción

 

CategoríasOtras publicaciones

Cinco ejemplos de impacto social y cómo ser un agente del cambio

El desarrollo de una humanidad más igualitaria, responsable y con buena calidad...

Diferentes maneras de apoyar a tu comunidad

Cada persona tiene la capacidad de generar un impacto positivo en el mundo a...

7 beneficios de ayudar a los demás

Pocas cosas son tan importantes y poderosas para la humanidad como la fuerza...

¿Cuál es el papel de la educación en la movilidad social?

El desarrollo de un país se debe, en buena medida, a los recursos que invierte...