Cada persona tiene la capacidad de generar un impacto positivo en el mundo a través de sus acciones, sin importar cuán pequeñas parezcan. El cambio comienza por uno mismo, y si cada individuo se esfuerza por ser la mejor versión de sí mismo y por ayudar a los demás, se pueden lograr grandes transformaciones en la sociedad.

 

Los actos de bondad y generosidad tienen el poder de crear un efecto dominó de cambios positivos, inspirando a otros a seguir el ejemplo y generando una reacción en cadena de impacto significativo.

En lugar de esperar a que otros tomen la iniciativa, cada individuo tiene la responsabilidad y la oportunidad de contribuir al cambio desde su propio entorno. Todas las acciones cuentan, desde pequeños gestos hasta la participación activa en iniciativas comunitarias.

Ayuda a mejorar tu entorno local Apoya a mejorar tu entorno local

La limpieza y el orden contribuyen a la paz mental y el desarrollo de ideas, por lo que para ayudar a tu comunidad lo más sencillo es mantener limpios y agradables los espacios por donde transitas y aquellos que ocupas en tu vida cotidiana. Evita tirar basura y colocar los desechos en el lugar indicado, es la forma más rápida y fácil de participar.

Pero también puedes extender esta idea para hacer los espacios aún más agradables, como sembrar plantas y árboles, pintar la banqueta o colocar iluminación nocturna en la calle frente a casa, todos estos pequeños cambios son de gran impacto en la calidad de vida de quienes te rodean. 

El solo hecho de caminar por una calle limpia, iluminada y con plantas a la vista, produce un efecto tranquilizante y beneficioso para quienes por ahí transitan. 

Si no tienes tiempo para hacerlo por tu cuenta, puedes también aportar a las sociedades de condóminos o vecinos y buscar su cooperación para lograrlo, o bien, adoptar un espacio. 

Comparte tu talento

Otra forma de contribuir con la comunidad es compartir lo que sabes con los demás. Puedes organizar un taller para compartir tus conocimientos a otras personas, grabar un video para publicarlo en el cual expongas los temas que son de tu especialidad y enseñarlos al público. 

También puedes convertirte en tutor de una o más personas, explicando temas de la escuela o como apoyo psicológico. La idea es generar un círculo virtuoso donde puedas compartir tu experiencia y conocimientos en un tema y así ayudar a otras personas a lograr sus metas. 

Un ejemplo de lo que puedes lograr es Proyecto 99 un programa de apoyos y cursos para motivar el estudio en jóvenes de zonas vulnerables, empezando por el municipio de Monterrey y que tuvo el liderazgo de Érendira Rodríguez, exalumna becada por la iniciativa Líderes del Mañana siendo reconocido por la UNESCO con el Premio Rise en la categoría de mayor impacto.

Participa en un voluntariado

Si apartas un poco de tiempo, es una de las formas más satisfactorias de ayudar a tu comunidad. El contacto con otras personas que comparten los mismos intereses, así como la acción de estar ahí participando en una iniciativa, produce un ánimo reconfortante que nos hace sentirnos útiles a los demás y agradecidos por ello.

Puedes contribuir en diversas causas, desde recolectar ropa, alimentos, materiales de limpieza, de construcción o electrodomésticos para donarlos a comunidades vulnerables, hasta ofrecer tu tiempo en líneas de atención comunitarias para ayudar a jóvenes, mujeres o personas en situación de riesgo. Las cosas que ya no se usan en casa pueden ser de gran ayuda para otros.

DS2_AGT_7849

Algunas organizaciones de alcance internacional facilitan la llegada de voluntarios para apoyar en todo tipo de causas de salud, educativas o de reconstrucción de zonas dañadas por algún desastre natural. Incluso, en algunas ciudades de México y otros países, el servicio de bomberos es realizado por ciudadanos voluntarios que reciben aportaciones a través de fondos ciudadanos.

Si buscas oportunidades de voluntariado en tu localidad, el Tecnológico de Monterrey ofrece un programa llamado Voluntariado Tec, un espacio dinámico donde estudiantes, colaboradores, egresados y la comunidad en general pueden unirse para vivir experiencias solidarias de alto impacto social. Desde la participación en el Día Anual del Voluntariado, enfocado en mejorar entornos escolares para niños y niñas, hasta una amplia gama de iniciativas disponibles a lo largo del año, las oportunidades de involucrarse son diversas.

El voluntariado es un medio para transformar la realidad, un llamado a la acción para quienes desean un mejor futuro para todos. Ya sea a través del Voluntariado Tec o de otras organizaciones, dedicar tiempo y esfuerzo a causas sociales es una forma de contribuir al bienestar colectivo y encontrar satisfacción personal en el proceso.

Contribuye a causas de generosidad apoyando proyectos e iniciativas que impulsan el desarrollo

Si has detectado un problema que te afecta a ti y a tus vecinos, o que hay alguien que necesita ayuda de los demás, puedes organizar colectas entre familiares y amigos para reunir fondos que contribuyan a resolver o paliar el problema de quienes lo necesitan. 

Por ejemplo, para un familiar que necesita una cirugía y no puede costearse puedes organizar una rifa, una colecta o un evento para recolectar fondos. 

Puedes poner en práctica varias ideas, como recolectar fondos mediante la organización de fiestas, la venta de alimentos o conciertos para ayudar a diferentes tipos de causas, como la construcción de un centro cultural, la investigación de enfermedades graves, o para pagar el costo de viaje a un torneo del equipo deportivo de la comunidad. Otra opción es elegir un campus específico del Tecnológico de Monterrey y contribuir a las causas locales que promueven, como programas de apoyo estudiantil, desarrollo sostenible o salud.

Inversiones generosas a la causa de tu preferencia

Si tienes la oportunidad de realizar aportaciones económicas a una iniciativa, selecciona una que te permita conocer los resultados de tu aportación, el impacto que las iniciativas están generando y cómo ayudan a tu comunidad. 

Puedes hacer tu donativo a cualquier organización sin fines de lucro dedicada a mejorar la sociedad y necesitada de fondos. Sin embargo, antes de hacerlo, es recomendable tomar en cuenta su trayectoria, las iniciativas que impulsan, los éxitos obtenidos en otros proyectos,  la forma en que transparentan sus recursos y en caso de que quieras obtener beneficios fiscales que sea una organización registrada como donataria ante el SAT. 

Así tendrás una mayor certeza del destino de tus contribuciones y podrás verificar que tu apoyo es real y tiene una consecuencia positiva. 

Si estás interesado en saber cuál es tu mejor forma de ayudar a la comunidad, realiza el test de las 3T's ahora y descubre cómo puedes hacerlo.

Nueva llamada a la acción

 

CategoríasOtras publicaciones

Cinco ejemplos de impacto social y cómo ser un agente del cambio

El desarrollo de una humanidad más igualitaria, responsable y con buena calidad...

Diferentes maneras de apoyar a tu comunidad

Cada persona tiene la capacidad de generar un impacto positivo en el mundo a...

7 beneficios de ayudar a los demás

Pocas cosas son tan importantes y poderosas para la humanidad como la fuerza...

¿Cuál es el papel de la educación en la movilidad social?

El desarrollo de un país se debe, en buena medida, a los recursos que invierte...